Branding y diseño web para la editorial digital IdeaPod.

IdeaPod

Es una editorial virtual con base en Estados Unidos que busca el crecimiento personal en comunidad a través de la fusión de miradas, vivencias e ideas.

El propósito del diseño del branding para la nueva marca IdeaPod fue dotar a la empresa de una identidad de marca atractiva, divertida e inclusiva.

Un universo gráfico tan rico, dinámico y flexible como la extensa variedad multicultural de su comunidad.

El concepto en el que se basa su logotipo es: el nacimiento de una idea, y para plasmarlo gráficamente utilizamos el visual de la proyección. Al igual que una idea surge del campo de la no existencia, del campo de la imaginación, de la mente y del intelecto, su logotipo se proyecta fuera del papel y de la pantalla.

Justo ese momento en el que nuestra mente transciende un concepto y exclama ¡Eureka! Ese momento en el que una idea se convierte en un proyecto, en un objeto, en una revolución… ese es el concepto clave de su marca: la capacidad del ser humano para transmutar una idea en realidad. 

Su logotipo salta del campo de las ideas para materializarse en un sello compacto todoterreno. Fusión de formas puras y clásicas con la modernidad y frescura de un estilo Pop suave y esponjoso, receptor de color y movimiento.

Una imagen de marca versátil y camaleónica, vehículo del juego y adaptación constante del cambio e intercambio de contenido de su comunidad.

El colibrí como animal de poder

Propusimos a la marca que integrara en su universo visual un colibrí como tótem representativo del carácter curioso y sinérgico de sus usuarias y usuarios.

Los colibríes se alimentan del néctar de las flores y la dulzura de la vida y simbolizan el entusiasmo por el disfrute, al mismo tiempo que representa la búsqueda del crecimiento personal, pues para los mayas y las culturas nativas americanas estas diminutas aves son sinónimo de alegría, sanación y adaptabilidad.

En la creación de su identidad digital y su diseño web, se planteó un espacio de fertilidad creativa, un campo de juegos, en que el logotipo salta de un concepto visual a otro, de manera ágil, divertida y fresca.

Del mismo modo que una idea «salta» de un ser humano al otro, de manera libre, anárquica y profundamente transformadora. Aflorando así, un universo gráfico extra dinámico con múltiples interacciones coloristas y variación de conceptos culturales.

Un diseño de branding capaz de abanderar los valores de su comunidad: vitalidad, innovación, eclecticismo, evolución y crecimiento.